Corporación Educacional Paulo Freire

Somos una Corporación Educacional privada sin fines de lucro, que se enfoca principalmente en las acciones de servicio público y fomento de la educación de calidad. Su objetivo es brindar apoyo a escuelas e instituciones educativas a través de sus actores fundamentales: docentes, directivos, sostenedores, reconociendo sus particulares y complejas actividades. Al respecto, buscamos ser un puente para canalizar apoyos y comunicar buenas prácticas a través de distintas estrategias que complementen el rol que juegan dichos actores.

De acuerdo al informe de la Comisión Internacional para la Educación del Siglo XXI (UNESCO, 1993) que define la calidad de los sistemas educativos, rescatamos el concepto de pertinencia de la educación, aludiendo a la necesidad de que ella sea significativa para personas de distintos estratos sociales y culturales, con diferentes capacidades e intereses, de forma que puedan apropiarse de los contenidos de la cultura, mundial y local, constituyéndose en sujetos que desarrollan su autonomía, su autogobierno y su propia identidad.

Para que haya pertinencia, la educación tiene que ser flexible y adaptarse a las necesidades y características de los estudiantes y de los diversos contextos sociales y culturales. Esto exige transitar desde una pedagogía de la homogeneidad hacia una pedagogía de la diversidad, aprovechando ésta como una oportunidad para enriquecer los procesos de enseñanza y aprendizaje, optimizando el desarrollo personal y social.

Visión

Aspiramos a brindar oportunidades de apoyo a instituciones escolares, a docentes, directivos y sostenedores, a través de una oferta variada de servicios con foco en una educación de calidad,  considerando el enfoque sistémico y curricular de las instituciones educativas, asistiendo la práctica educativa con carácter científico y creativo, para dejar de percibirla como una actividad rutinaria apoyada en la tradición y, fundamentalmente, para que el docente deje de percibirse a sí mismo como un simple aplicador de técnicas de enseñanza, sin cuestionarlas ni valorarlas, ya que esta actividad constituye el sustrato permanente que la fundamenta y la orienta, transformando su práctica educativa, debiendo someterla de manera constante a la crítica y a la reflexión.

Misión

Nos constituimos como una organización docente para ofrecer propuestas de apoyo a la gestión escolar, teniendo como objeto el rescate de un conjunto de saberes que se dan a través de la interacción del ser humano con la naturaleza, la sociedad y la cultura, de acuerdo con una concepción laica del hombre, del mundo y la vida, partiendo por la capacidad educadora y educable que la institución escolar posee según su propia naturaleza. Trabajamos para otorgar apoyo en líneas pedagógicas y del uso de los recursos institucionales disponibles para el desarrollo de una gestión innovadora, que permita afianzar una educación pertinente, eficaz y de calidad, cuya finalidad sea permitir a todos los estudiantes ampliar sus conocimientos y oportunidades para enfrentar sus futuros.  

Valores y saberes

Los valores que inspiran a la Corporación Educacional Paulo Freire se fundan en una concepción humanista para el desarrollo de la educación, con foco en la persona. Creemos en la dignidad y potencialidad de desarrollo de cada ser humano y que, para ello, la educación se convierte en un instrumento fundamental, haciendo posible el desarrollo de una sociedad democrática, pluralista e inclusiva. Asimismo, nos inspira la convicción de que TODOS podemos aprender y desarrollar los propios talentos, siempre que se tenga el apoyo necesario para su logro.

Identidad

“Nuestra identidad no es un dato que viene dado, no es un número de fábrica, no es una información que puedo buscar en internet para saber quién soy. No somos algo totalmente definido, establecido. Estamos en camino, estamos en crecimiento, y este núcleo de identidad va creciendo, creciendo, y vamos caminando; estamos creciendo con un estilo propio, con una historia propia, con ese núcleo de identidad propio. Somos testigos, somos redactores y lectores de nuestras propias vidas, y no somos los únicos autores…” Papa Francisco, III Encuentro Mundial de Jóvenes, Argentina 2018.

Esta reflexión papal inspira nuestra identidad. Así, la reconocemos a través de la manera en que vivimos nuestro trabajo, diferenciando cuales son aquellos aspectos que nos satisfacen y aquellos que no. Por ejemplo, resulta interesante observar que la identidad escolar -como ejercicio colectivo- emerge de la relación entre el yo frente a los otros. Es más, del yo frente a un “ellos genérico”, pero puede ser posible, que hoy en día, ya no exista o que no esté presente… La identidad colectiva es una construcción que enfrenta a uno contra el otro. Entendemos por identidad institucional el conjunto de características o atributos que configuran dicha entidad, ellas son: la misión, la visión, los objetivos, el marco legal, la cultura, los valores, el comportamiento, y no sólo los presentes, sino también los acumulados, la experiencia, que constituyen el acervo histórico de la institución escolar.

“La educación debe comenzar por transformar la relación educador-educando (profesor-alumno). La educación debe situarse en una línea igualadora que integre a la vez educador y educando. El educador debe hacerse un compañero de los educandos… La educación ya no puede ser el acto de depositar, de narrar, de transferir conocimientos y valores a los educandos menos pacientes, como lo hace la educación ‘bancaria’. De esta forma, los educandos no son dóciles receptores, tipo depósitos de almacenaje, sino más bien se transforman en personas activas, investigadores críticos, siempre en diálogo con el educador, quien a su vez es también un investigador crítico. Ahora, ya nadie educa a nadie, así como tampoco nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan en comunión, mediatizados por el mundo. El papel del investigador crítico es el de proporcionar, siempre unido a los educandos, las condiciones para que se dé la superación del conocimiento como simple opinión, por el conocimiento verdadero” Paulo Freire, Pedagogía de la liberación

Así también, resaltamos la importancia de reconocer en Paulo Freire un aporte hacia nuestra identidad en relación a la labor docente, partiendo por reconocer sus respuestas sobre la pregunta: ¿Cuál es el rol del docente? Responde: “El docente es constructivista, su papel es ser modelador, coordinador, facilitador, mediador y participante, para ello tiene que conocer los intereses del estudiante y sus necesidades. Solo interviene cuando se lo necesita, debiendo estimular el proceso cognitivo de sus estudiantes con su aprendizaje: investigando, descubriendo, comparando y compartiendo las ideas. Sus destrezas cognitivas son: Enseñar a pensar, a optimizar su razonamiento; Enseñar sobre el pensar, estimulando procesos y estrategias; Enseñar sobre la base del pensar, incorporando objetivos de aprendizaje…” En consecuencia, el rol del educador en el pensamiento de Paulo Freire, se constituye en desear una escuela donde se palpe, se viva y se sienta la pertinencia, la coherencia y la cohesión sistemática, junto a un liderazgo democrático de educadores comprometidos con la construcción de la formación integral de los educandos y como conocimiento sinónimo de acción.

Así mismo, destacamos en nuestra identidad la importancia que juega el rol de la Cultura, entendida como un conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social; que actúan como sustrato para que los individuos que lo componen, puedan hallar y fundamentar su sentimiento de pertenencia. La identidad cultural la componen una serie de tradiciones, valores y costumbres que conforman la idiosincrasia de una determinada comunidad o entornos sociales.

Reseña histórica

El Directorio de la Corporación está conformado por 3 docentes fundadores que representan a una nueva generación de educadores, que pondera su compromiso con la educación, pensando y abstrayendo los principios y normas del actual modelo de educación, para ajustar de manera crítica, los procedimientos y las experiencias de la gestión escolar, que permitan una educación  permanente y sólida a partir de colaboraciones y apoyos en la gestión de implementación pedagógica de los sectores municipal y particular subvencionado, atendiendo la formación escolar de enseñanza básica y media con alto nivel de vulnerabilidad reflejado en los estudiantes. Las primeras acciones corporativas se originan a mediados del año 2016 en torno a un programa de formación y capacitación en Liderazgo Escolar y Gestión Pedagógica para ser ofrecidos a escuelas y colegios, con certificación del régimen ATE-MINEDUC.

Nuestro sello y propuesta metodológica

El sello corporativo que abordamos desde la iniciativa de conformar la Corporación, se piensa como un desafío para abordar distintas instancias formativas bajo  las premisas de EDUCAR PARA LOS NUEVOS DESAFÍOS, entendida como aquellas experiencias que potencian las capacidades educativas de niños, niñas y jóvenes de la comunidad escolar; EDUCAR PARA EL LIDERAZGO, son aquellas experiencias educativas que fortalecen la gestión escolar a partir del reconocimiento de la diversidad cultural, el diálogo docente y de la comunidad; EDUCAR PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE, entendido como las experiencias educativas ajustadas a los contextos locales e implementadas acorde a los retos y necesidades concretas que surgen como desafíos de la comunidad; EDUCAR PARA SER PROTAGONISTAS, son aquellas experiencias educativas que permiten fortalecer el tejido social y la capacidad de resiliencia de la comunidad escolar.

Registro ATE

El Ministerio de Educación define los servicios de Asistencia Técnica Educativa(ATE) como un apoyo externo contextualizado, específico y transitorio, orientado a apoyar el mejoramiento continuo de los aprendizajes, de carácter sustentable, que deben aportar en la elaboración e implementación del Plan de Mejoramiento Educativo. A través de la Corporación se pueden prestar asesorías o servicios de apoyo a establecimientos educacionales, para la elaboración, implementación y/o monitoreo del Plan de Mejoramiento Educativo (PME).

Nuestro Servicio de Asesoría Técnica Educativa se constituye como un apoyo que:

  • Contribuye a la formación de los profesionales que participan de las diferentes ofertas de servicios, con el objetivo de apoyar el mejoramiento de los aprendizajes de las y los estudiantes.
  • Tiene directa relación con los sentidos, propósitos y procesos generales y específicos de las dimensiones, subdimensiones y prácticas de la gestión institucional y pedagógica. En ese sentido, se constituyen las acciones relacionadas con las necesidades y requerimientos que demanda la implementación del PME del establecimiento educacional.
  • Considera procesos contextualizados, específicos y transitorios.
  • Genera un trabajo colaborativo con la comunidad educativa, transfiriendo conocimientos, experiencias e innovación para favorecer el desarrollo de competencias y habilidades en los docentes o equipos de gestión de la institución educativa, en el marco de una implementación sustentable.

¿Cómo funciona?

Una vez levantada la necesidad del Establecimiento Educacional, comunícate con nuestro equipo profesional para coordinar la asistencia.